El Terremoto

“Hola, ¿has vuelto?”
“Si, unos días, ¿que tal todo?”
“Ya sabes, la placa africana nos presiona”.
“Claro”
“Ahora parece que la falla se mueva hacía el oeste”.

El terremoto monopoliza las conversaciones. Cada grieta, incluso las mayores de treinta años, encuentra nuevo protagonismo. En los parques nunca he visto a tanta gente. Muchos duermen allí con las tiendas de campaña. Los que pueden han aparcado la caravana fuera de casa. Al lado de los campamientos han montado unos refugios para gatos y perros, que ellos también son ‘terremotatos’.

Terremotato’ es una palabra específica que existe sólo en italiano. O tal vez en japonés. De hecho con los japoneses tenemos mucho en común: una sociedad anciana y tradicional, una dieta sana, una clase política corrupta, un estancamiento económico veinteñal y una vieja alianza militar. Pero, sobre todo, tenemos los terremotos.

Todos los italianos al menos una vez han sentido temblar la tierra bajo sus pies. Italia es un país maravilloso (estropeado por los italianos) gracias a su sismicidad. Es una zona de frontera entre placas, una esquina curva hecha de volcanes, una naturaleza viva que se mueve y resopla, mantieniendo visible su fuerza creativa. Es un error suponer que los seres humanos puedan hacer daño a la naturaleza. Como mucho, pueden hacerse daño ellos mismos, porque la naturaleza, si le apetece, con un toque se libra de todas las ofensas sufridas.

El terremoto se anuncia con un gran estruendo. Luego empieza el temblor. Mi primera experiencia la viví en el cole. Era una hora de suplencia y estaba sentado de espaldas a la profesora, tratando de ligarme a una chica que me gustaba. Vi una grieta formarse y ocupar, de arriba a abajo, toda la esquina de la aula. Después de la evacuación, volví a entrar en el edificio para robar los bollos de las máquinas abandonadas. Finalmente se decretó una semana de huelga contra el terremoto…

Esta vez ha sido mucho más fuerte. Oficialmente 5.9, pero es probable que en realidad haya sido major. Es que declarar una magnitud superior a 6.0 daría a la zona una clasificación de riesgo permanente, con todo lo que conlleva a nivel de gastos para futuras nuevas construcciones. Así funcionan las cosas. Todo es muy extraño, porque lo de ‘terremotato‘ es un concepto que asocio al atraso y a la pobreza, como si un sismo golpease sólo áreas alejadas o desfavorecidas. Somos de provincia y no estamos acostumbrados a leer los nombres de nuestro pequeños pueblos en los medios de todo el mundo. En Mirandola un fotógrafo de un periodico nacional pedía a una anciana que pusiese cara de desesperación para sacarle una foto impactante. La señora no le entendía. No nos gusta que nos vean desanimados. Es una mezcla de pudor y orgullo. Aquí siempre se ha ofrecido ayuda a quienes lo necesitaran, en cambio, ser los destinatarios de esta caridad, duele y mortifica.

La obra que mejor explica lo que es Emilia es Novecento de Bernardo Bertolucci. Campesinos que van a la guerra juntos y conquistan sus tierras, algo que no lograron ni siquiera en Rusia. Luego la industria y la riqueza, llevando sus tradiciones al mundo: Parmigiano Reggiano y Ferrari, vinagre balsámico y Maserati, tortellini y Ducati, Lambrusco y Lamborghini. Pero también cerámica, química, biomédica. Emilia es el mayor productor mundial de kiwis. ¡Más que Nueva Zelanda! Acero y campo viven en perfecto equilibrio. Aquí la gente es alegre y profunda, descarada y tímida. El norte del sur y el sur del norte.

Levantaremos cabeza. En cuanto se vayan los curiosos y los entremetidos.

Por ElEuropeo.es

Anuncios

Acerca de Il provocatore occidentale

Derubricatore
Esta entrada fue publicada en crónica, información, medioambiente y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s